[...*Todo lo relacionado al cuaderno*...]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[...*Todo lo relacionado al cuaderno*...]

Mensaje  Lorena el Dom Ene 08, 2012 3:53 pm



RECUERDOS

- Hola, soy Sofía- La chica le sonrió, inclinándose hacía una Bianca de 11 años, escondida tras Christopher. - Hola… - Susurró Bianca - Soy Bianca -

A partir de entonces todo fue muy diferente, antes, Christopher y yo compartíamos todo el tiempo, el a veces me alejaba de su entorno pero solo por seguridad, me quería, yo estaba segura de que me quería con toda su alma… Hasta ese día.
Nuevamente era un día nevado, todos los días de nieve se acababan convirtiendo en malas fechas.
Me encontraba en la ciudad donde había crecido, Córdoba, al Sur de España.
El puente, construido por los antiguos romanos, se elevaba sobre el río Guadalquivir, y yo, apoyada en la pared de piedra, miraba las aguas embobadas, 6 años atrás Christopher me había salvado de morir en ese mismo lugar.
- Bianca - Susurró Christopher cogiendome de debajo de las axilas y elevándome para que me mantuviera de pie sobre la blanca sustancia.
Yo sonreí, feliz de verle pero el no, el no sonrió.
- Debo darte una importante noticia - Se agachó levemente para quedar frente a mi - ¿Recuerdas a Sofía? - Me preguntó, yo afirmé, ¿Cómo olvidarla?, esa era la mujer que había entrado en la vida de Christopher y por lo tanto, también en la mía.
- ¿Qué es, Chris? - Pregunté, en esa época mi timbre de voz era tímido y dulce, así lo describía mi cuidador, jamás le creí.
- Me casaré el mes que viene con Sofía, cuando alguien de mi familia se casa deben ir a un sitio donde esta lleno de gente peligrosa… - Siguió hablando un rato pero lo máximo que capte fue que se marcharía a un lugar peligroso, entonces no lo comprendía pero ahora se que se refería a la casa principal donde mataban a todos aquellos que no fueran vampiros -… Y por lo tanto te dejaré con un cuidador que te educará, tardaremos muchos años en vernos pero siempre estaré pendiente de ti - Sonrió
Lo miré, mi mundo acababa de romperse.
- ¿Estas feliz por mi? - Me preguntó, yo afirmé
- Estoy feliz por tío Chris y tía Sofi, ¿Puedo ir a jugar con la nieve? - Preguntó
Chris afirmó
- Te espero en una hora en el restaurante para almorzar - Le acarició el cabello y se marchó.

Un mes despues yo ya había empacado mis cosas, me debía marchar durante la ceremonia.
Mi abrigo rozaba la nieve, había vuelto a nevar, me introduje con disimulo en la gran catedral cuyas puertas estaban abiertas, todos sentados y atentos de la ceremonia que se celebraba.
- Y tu, Christopher Prioretti, ¿Quieres a Sofía Dan como legitima esposa hasta que la muerte… Os separe? -


Narrado por Chris


Nunca jamás quise hacerle daño a nadie, ni a Sofía ni a Bianca pero debía elegir, si iba con la persona que amaba perdería mi fuente de vida, si iba con Bianca perdería a la persona que todos querían para mi.
La catedral olía a incienso, no pude distinguir mas olores, solo ese.
Sofía, con su cabello castaño, me miraba entusiasmada, yo, con amor, la quería, la quería de verdad.
Miré de reojo hacía atrás y pude ver de soslayo como Bianca, con unos 14 años me miraba, sus lagrimas caían por las pálidas mejillas y se perdían en la comisura de los labios.
Al notar que la miraba elevo el pulgar en señal de consentimiento y sonrió ampliamente, aun lloraba, su mirada no era de alegría como siempre.
Nunca la había visto así y algo cambio en mí.
Miré a Sofía, que me sonreía con alegría, volteé a ver a donde antes había estado mi pequeña humana, solo vi. Las huellas en la nieve, ella ya no estaba.
- Lo siento, Sofía… Te quiero pero tú no me necesitas - Susurré y salí corriendo del lugar siguiendo los pasos de mi pequeña.


Narrado por Bibi


Corrí, corrí a más no poder, mi Christopher, mi Chris, la persona que más quería me abandonaba, me volvían a dejar. Acabé tropezando y llegando nuevamente al puente, donde, tiempo atrás, todo había comenzado.
Sentí que alguien se paraba tras de mi, me giré y lo ví, me ofrecía la mano para levantarme.
- Chris… - Susurré.
Acepté su ayuda… Otra vez.
- Bianca, si tu caes, yo caigo - Sonrió, sonrió como solo lo hacía conmigo, sonreía para mi.
El resto es confuso, solo puedo recordar estar en su espalda, una espalda grande y calida, recordar la nieve caer sobre mi pequeño cuerpo, recordar su corbata, roja como la sangre… Recordarlo a el.

Años despues me enteré de que Sofía había muerto en un accidente de carretera, Christopher hizo como sino le importase pero yo sabía que si, el y yo somos una sola persona, nos complementamos, somos uno.


EL CUADERNO

Bianca abrió con cuidado el cuaderno, se encontraba arrinconada en su cama, tapada con todas las mantas posibles, tenía frio, había caido sobre la nieve y se había mojado p0r no llevar ropa de montaña.
Pasó rapidamente todas las hojas para asegurar su contenido, en la mayoria había cartas pegadas de papel amarillento por el tiempo y con caligrafia sumamente antigua, la mayoria femeninas.
Hoy he conocido a mi futuro prometido, el mayor de los Prioretti, no me cae bien pero el tiene la clave para encontrar la pieza… Esos detestable Pettyfer nos la pagaran' Decía una linea intermedia de una carta inicial.
La niña que cuida el joven Prioretti, el hermano de mi prometido, es algo… Humano, no puedo describirlo de otra forma.
La vi ha escondidas, si Christopher me hubiera cogido espiando seguramente no estaría escribiendote estas cartas pero, gracias a ello, ya se como hacer que mi hermana se gane el cariño de Christopher, la instruiré en lo necesario, en el caso de que yo falle, ella, Sofia, se hara cargo de todo.
Jugar con fuego es peligroso, Claudia' Le advertia a la anterior hablante alguien con una letra muy poco legible, masculina, quizas.
Soy Sofia, Claudia ha muerto, por mi onceavo cumpleaños me haré cargo de la misión, he estado observando tambien a la niña, ya se como hacer caer a Christopher, ese odioso vampiro pagará todos los daños afligidos a la familia Dan, no se olvidará de ello, ni el ni los malditos Priorettis, nos desharemos de todos.
Pasó varias hojas sin creerse lo que leía.
¿Cómo había llegado esto a manos de Alex? ¿Porque Sofia pretendia mal a Christopher y los Prioretti?' Estaba demsiado confusa como para leer seguido así que se saltó varias paginas.
Lo he conseguido, he conseguido enamorar a Christopher, solo me falta que me deje acercarme a la humana, ella guarda el secreto, estoy segura'
Querida, no siempre los reyes mandan' Le respondía otra carta, de caligrafia diferente 'Me pregunto yo, Sofia, ¿Confias en las personas a la que les das tus cartas?' Preguntaba.
Claro que confio, Sasha es un fiel sirviente, y una bonita mascota' Le respondia varios dias después.
Pasé varias hojas mas, intentando averiguar de que hablaban. 'Claudia, separé a la niña del tonto de los Priorettis, te la enviaré, el confia en mis decisiones, debes sonsacarle la verdad… Puedes usar cualquier metodo.' La carta seguia pero yo solo me fije en el final 'Manda a tu hijo como prometido de la hermana menor de Prioretti, Annet es una niña inocente, puede ser engañada fácilmente, quizás ella esconde lo que es nuestro… Aunque lo dudo
De pronto tiraron una piedra a la ventana, asustada cerró el diario y lo escondió entre sus mantas.
Saltó de la cama y se me acercó a ver quien era el causante de tanto ruido.v - Alex – Susurró, sabía que podía escucharla.
- Bianca, tengo malas noticias, mi padre se ha dado cuenta de la desaparición del cuaderno, cree que lo ha perdido pero no tardará mucho en llegar aquí, si lo nota contigo te matará, me lo tienes que devolver – Su expresión era de miedo, ambos sabían como era su padre y no querían enfadarlo.
Bianca hizo una mueca.
- Alex estoy descubriendo cosas… - Susurró
- Te prometo que te lo dejaré para la proxima pero ahora lo necesito – Afirmó levemente y se lo lanzó por la ventana. - Alex… Ten cuidado – El chico le dedico una de sus amplias sonrisas.
- Lo tendré – Dijo mientras se transformaba en lobo, cogía el diario con su boca y salió corriendo internándose en el bosque.
Cerró la ventana y se dirigió al servicio a lavarse la cara, debía asimilar muchas cosas, entre ellas que las personas no son lo que aparentan.


RECUERDOS 2ª PARTE


- Pequeña... - Sofia llamó a Bianca que se columpiaba en el parque - Bianca, ven -
Bibi la miró extrañada, no sabía porque ese día iba sola, sin Christopher.
- Tía Sofia, ¿Dónde esta tío Chris? - Preguntó confundida parandoce frente a ella.
Sofia frunció el ceño y le dio con el puño cerrado en la cabeza.
- Sin Christopher te puedes ir guardando las confianzas, niñata del demonio -
Bibi se llevó las dos manos a la cabeza, entre confusa y dolisa.
Los ojos de Sofia se tornaron rojos, cosa que hizo que Bianca retrocediera un paso.
La chica la agarró del brazo antes de que Bianca escapara corriendo.
- ¿Donde esta? - Le preguntó, hacianedo fuerza en el brazo.
- ¿Donde esta el que? - Musitó asustada por la mirada, esa no era la Sofia que ella conocia.
- ¿Donde esta el anillo? - Repitió en tono peligroso - Tu eres la nueva protegida, siempre lo llevan los señuelos, tu eres el nuevo señuelo de la familia Prioretti -
- ¿A...ni...llo? - Sofia asintió y Bianca cerró fuermente los ojos al ver que intentaba hipnotizarla.
Negó.
- Bianca... - Su tono era amenazante.
- Sueltame - Susurró aun con los cerrados - Se lo diré a Chris, le diré que solo quieres el anillo -
- Oh, nos ponemos sentimentales - La soltó al verla llorar - ¿Acaso te crees que a ti te acogió simplemente porque eres mona? ¿Que no tenía sufiente con las chicas lindas que le ofrecia su padre? - Bufó llevando la vista al cielo - Solo eres una herramienta, Bianca, una de la que deshará en cuanto ya no le sea util... pero... ¿Sabes? ... Podríamos llegar a un acuerdo -
Bianca la miró con los ojos llorosos, no sabía si era cierto pero pronto lo sabria.
- ¿Un...acuerdo? - Sofia afirmó, sonriendo victoriosa para sus adentros.
- ¿Que es lo que mas anhelas? - Sofia esperó a que le respondiera pero esta no lo hizo - Bueno, yo se lo que tu anhelas... Una familia... ¿Y sabes? - Le sonrió con fingida dulzura - Se de muchos humanos que buscan adoptar a una niñita tan mona como tu -.
Bianca miró al suelo.
- Un padre... Una madre... Incluso un hermanito, ¿Quien sabe? -
Bibi se zafó y salió corriendo, con lagrimas en los ojos.
- Nunca traicionaré a Chris -
Sofia gruño levemente nate esas palabras.
- Ya volverás - Susurró.


CONVERSACIÓN ENTRE ABY Y STEFFAN

Steffan vio a Aby pasar por su lado, la cogió de la muñeca para que se detuviera.
- ¿Que te pasa, Abigeil? - La miró, ella estaba con las amnos entrelazadas a la espalda e hinchaba un moflete levemente, mientras miraba la arena, tenía un aspecto algo infantil.
- Rem, Chris, Tama y tu quereis mas a Bianca, se que no debo sentirme así pero me siento mal - Susurró.
Steffan suspiró. 'Es como una niña' Pensó.
- ¿Que te hace creer eso? - Preguntó.
- Cuando yo os digo a ti y a Chris, tío o tito os enfadais, cuando lo dice ella, no, Rem y Tamaki siempre andan con Bibi y Rem la trata como si se fuera a romper al respirar... -
Apartó la vista, sabía lo que le pasaba, nunca lo había sentido y lo hacía gracia.
Desde que terminó el incidente de que Steffan la quería matar se había sentido muy unida a todos, cosa que hacía años que no experimentaba.
Rem siempre había estado a su lado, desde que ella tenía memoria, también, junto a Amber, había criado a Tamaki en sus primeros años de vida, había sido como otra madre para el.
Steffan la miró largo rato, sin decir nada.
Se volvió a recostar en la hamaca, cerrando los ojos.
- Dime, Aby - Habló Steff - ¿Puedes decirme, de aquí, quien pertenece de verdad a tu familia? -
Aby lo miró confusa.
- ¿Tu? -
Steff negó abriendo los ojos.
- Te llevo observando desde que eras una niña, cuando te bautizaron, tu padrino fue Rem, el es como otro padre para ti, yo soy tu tio, es cierto, y puesto que me casé con Adi ella pasa a serlo igual - Explicó - La familia de Chris y la mia estan unidas por un acuerdo, dando eso como fundamento, Chris y yo somos como hermanos, por lo que el pasa a ser tu otro tío - Seguia explicando - Y Tamaki simplemente fue enseñado a querer a su hermana politica, soy consciente de que tu estuvistes en sus primeros años de vida -
Aby, mas confusa que antes, se sentó en la arena, guardando silencio un rato.
- Entonces... ¿Por que os enojais cuando os digo así y si lo dice Bianca no? -
- Aby, no lo comprendes - Suspiró - Dime, ¿Cuantos de aquí son familia de Bianca? -
Aby guardo silencio nuevamente, nadie lo era, ella ya conocia su historia.
- Muy bien, ahora dime, ¿Cuantos, de todo el mundo, son familia de ella? -
Volvió a guardar afasia y Steffan se levanto, abriendo los ojos, mirandola.
- Exacto, nadie - Sonrió levemente - Aby, no necesitamos que nos digas tío o algo para recordarnos que eres parte de nuestra familia pero Bibi no tiene a nadie, si es feliz creyendo que tiene una familia, dejala, algún día se dara cuenta de que vive entre mentiras, que esta sola - Steffan era cruel, muy cruel pero no le había gustado que la otra chica hiciera sentir mal a Aby, a su pequeña Abigeil.
Aby no dijo nada, simplemente se levantó y se fue.

Bianca que había alcanzado a escuchar lo ultimo mientras recogia flores tras los arbustos para decorar la mesa durante la noche, también se fue.

Steffan se volvió a tumbar, no había olido a Bianca puesto que ella llevaba el aroma de todas las flores que había recogido.

avatar
Lorena
Admin

Mensajes : 29386
Fecha de inscripción : 31/10/2011
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://rolesmasqueroles.mi-foro.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.